Retiro Tao

Alquimia interna

·  Un fin de semana 
·  El abc del Tao para la Jardinería interna
·  Sonrisa, Sonidos de los órganos, auto-Chi Nei Tsang

Las prácticas taoístas nos ayudan a estabilizar la atención de forma sencilla y efectiva: volcamos la mente en el cuerpo y despertamos consciencia orgánica, con natural dulzura. Vamos al Corazón, tocamos, sentimos, le sonreímos, validamos lo que nos muestra… Haaaawww, le regalamos vibración, color y aprendemos a despejar sus enredos energéticos… jardinería de paz en cada rincón interno.

Despertar esta comunicación, este Sentir-nos en el cuerpo es un imán hacia el aquí-ahora, única dimensión espacio-tiempo donde la alquimia del cambio es posible. Por eso Sentir es el primer paso en el camino de autodesarrollo de las prácticas taoístas, un primer paso que marca toda la travesía.

En este fin de semana puedes introducirte o profundizar en el kit fundamental de Prácticas de bioenergética Taoístas, en el particular estilo que proponemos en Tu Jardín Interior. 

Las prácticas taoístas una a una

Chi Kung de vida

Seguimos una secuencia establecida de movimientos corporales, y armonizamos rítmicamente esos movimientos con la respiración y la atención. Parece una zoncera, pero con su práctica conseguimos estabilizar nuestra integridad energética: pensar, hacer y sentir ensayan danzar al unísono… al ir entrando en el juego suspiramos con alivio sin entender muy bien porqué. 

Automasaje Chi Nei Tsang

Con las manos como herramienta, esta poderosa técnica nos invita a practicar Chi Kung interno. Establecemos comunicación corporal directa con nuestros órganos vitales, damos nitidez al Sentir interno, y con eso abrimos el campo necesario para cultivar con amor y paciencia las prácticas de alquimia interna: contacto consciente, respiración, sonrisa interna, sonidos curativos, luz, color… lo que necesitamos para la recomposición de nuestro ecosistema interno es todo sencillo, natural, orgánico y ya lo tenemos dentro. El Chi Nei Tsang es un catalizador que acelera el proceso.

Bioenergética Taoísta

Sonrisa interior (o mente medicina)

Es una actitud mental y de corazón, abierta y disponible para nosotros mismos y la vida. Con la sonrisa interior cultivamos la capacidad de sentir aspectos cada vez más profundos de nosotros mismos, junto con la capacidad de integrar lo que tenemos exiliado en nuestro mundo interno. Es ganar comunicación con nuestros órganos vitales, ganar capacidad de abrazarnos y aceptarnos íntegramente… tal vez esto nos facilite después abrazar al mundo entero. Lo cierto es que no hay sanación sin Sonrisa interior.

Sonidos y colores Curativos

Cada órgano vital tiene un sonido y color afín que lo equilibra. Con la Sonrisa dirigimos la atención hacia un órgano, lo sentimos, contactamos con su estado actual. Con el sonido y color correspondiente despejamos espacio, ganamos claridad y estimulamos el natural equilibrio energético (físico, mental y emocional) del órgano en juego. Son sonidos barrenderos y recicladores, colores armonizadores  : )

Órbita Microcósmica

Con la órbita nos ponemos en contacto directo con la fuerza vital. Circula recorriendo la espina dorsal y la parte frontal del cuerpo. Es la autopista central de la red de meridianos energéticos de nuestro Jardín interno, mantenerla abierta y con flujo estable nos garantiza calidad vital y armonía energética.

Meditación

La Meditación crea el espacio neutro donde la experiencia se digiere y emergen los frutos de la práctica. Hubo antes un momento para hacer, y toca ahora detenerse y dejar hacer a la Naturaleza. Observar, ser testigo sonriente y dejar que se amplíe la Conciencia.

Cuándo

Fechas en preparación.
Para mantenerte al día de noticias te invito a darte de alta en el Newsletter a pie de página : )

«Es impresionante el resultado de unos días de desconexión, aprender de todo lo recibido en el retiro y mucho más del propio silencio.

Me siento más cómodo conmigo mismo, más libre y abriendo conciencia en el camino del andar en la vida. Mi cuerpo lo está agradeciendo mucho, tengo una ligereza como hacía tiempo que no sentía.

Siento que cada uno de los trabajos hechos están ahí, expandiéndose día a día, observando la vida desde el propio interior… Oh, el ‘cuenco’, que gran descubrimiento : )

Un gran paso adelante en mi propia vida.»

– Joaquim Pons

«Este Retiro a marcado un punto de inflexión en mi vida.

Siento distinto, es como si hubiera sido una serpiente que hace mucho tiempo tenía que mudar la piel pero no lo había hecho. Gracias a estos días he empezado a ver las cosas de otra manera y me veo capaz de seguir en este camino.

Quiero agradecerte el mucho cariño que le haz puesto y que se respiraba cada día.

Me encantó todo, me sentí súper acogida. De verdad que he llegado a casa como si fuera otra persona… mucho más Yo.»

– Sofia Alonso